Mensaje 2021-Jun-2

El costo de perdonar1

Perdonar significa decidirse a vivir con las consecuencias del pecado de otros. Perdonar es costoso pues pagamos el precio del mal que perdonamos. Sin embargo, como se va a seguir viviendo con esas consecuencias se tiene la sola opción de hacerlo con la libertad del perdón.

Jesús nos perdonó asumiendo las consecuencias de nuestro pecado. Entonces:

  1. ¿Por qué perdonar? Porque Cristo nos perdonó: “Al que no cometió ningún pecado, por nosotros Dios lo hizo pecado, para que en Él nosotros fuéramos hechos justicia de Dios” (2 Corintios 5:21 RVC).
  2. ¿Dónde está la justicia? La cruz hace que el perdón sea legal y moralmente justo: “Porque en cuanto a su muerte, murió al pecado de una vez y para siempre” (Romanos 6:10a RVC).
  3. ¿Cómo perdonar de todo corazón? Reconociendo el dolor y el odio. Nuestro perdón será incompleto si no se reconocen los efectos emocionales del pasado. Debemos dejar que Dios saque ese dolor a la superficie para poder tratarlo, y así dar lugar a la sanación.

Pidámosle a Dios que nos ayude a recordar a las personas a quienes debemos perdonar. Así como Dios, por Su gracia, ya ha perdonado a aquellos que nos han ofendido, también nosotros podemos perdonarlos. No se debe intentar racionalizar o explicar la conducta del ofensor, porque el perdón trata nuestro dolor, no la conducta de los demás. Recordemos que en el debido tiempo nos sentiremos bien y nos liberaremos del tormento del pasado.

La obra de Jesús en la cruz nos motiva a perdonarnos unos a otros, para así mantenernos en unidad con Cristo.

 

1 Tomado del libro “Diariamente en Cristo, un devocional” de Neil y Joanne Anderson (1994), Harvest House Publishers. Miami, Florida.