Mensaje 2021-Nov-26

Serie: Tendencias sociales e ideológicas (Sincretismo religioso)

El sincretismo religioso y la Biblia

Se conoce como sincretismo religioso a la conciliación o fusión de distintas doctrinas o sistemas de creencias. El sincretismo religioso tiene lugar cuando se introducen creencias extranjeras en un sistema de creencias nativo y las enseñanzas se mezclan; de tal forma que la nueva y heterogénea religión adquiere una forma propia. Un ejemplo de ello, fue la sustitución y mezcla de creencias de los nativos suramericanos con las prácticas y enseñanzas de la Iglesia Católica Romana.

En la actualidad, el sincretismo religioso puede verse en sistemas religiosos como la Nueva Era, el hinduismo, el unitarismo y la ciencia cristiana. Estas religiones son una combinación de múltiples sistemas de creencias diferentes, y evolucionan continuamente a medida que las filosofías de la humanidad suben y bajan en popularidad.

Pero la Biblia deja muy claro lo que es la verdadera religión. En este sentido podemos pensar en algunas declaraciones fundamentales  de la doctrina cristiana que se consignan en la Escritura y que no son susceptibles de mezcla con cualquier otra creencia:

  1. Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor es uno. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas” (Deuteronomio 6:4-5): la creencia en un solo Dios, es una característica distintiva de la religión cristiana y esta afirmación nos exhorta a amar a Dios, pensar constantemente en sus mandamientos, enseñar sus preceptos a nuestros hijos y vivir cada día según los principios de Su Palabra.
  2. Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6): ¿Cómo conoceremos el camino hacia Dios? Únicamente a través de Jesús. Él es el camino porque es a la vez Dios y Hombre. Al unir nuestras vidas a la de Él, nos unimos con Dios.
  3. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos» (Hechos 4:12): Nuestro enfoque debe estar en Jesús, a quien Dios ofreció como el camino para tener una relación eterna con Él mismo. ¡No hay otro nombre ni camino!
  4. Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” (Juan 20:30-31): lo que está escrito es todo lo que nos hace falta saber para creer que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, por medio del cual recibimos vida eterna.

El sincretismo religioso simplemente no es compatible con el verdadero cristianismo. La Biblia afirma que cualquier modificación de la ley y los principios bíblicos en aras de una religión “mejor» es una herejía (Apocalipsis 22:18-19).

Si Cristo es Dios encarnado y la Biblia es Su Palabra, cualquier intento de sincretismo sería una negación de nuestra fe.