Mensaje 2020-Nov-21

Tu éxito te debe llevar a ayudar a otros

Cuando se habla de éxito podemos encontrarnos con infinitas miradas y posturas sobre el mismo, sobre que significa este concepto y que quiere decir ser una persona exitosa. No todos deseamos lo mismo, ni a todos nos hace sentir plenos las mismas cosas. Por eso, definirse como alguien exitoso en la vida es algo particular que implica poder ser consciente de lo que uno desea, lo que uno anhela y lo que uno está dispuesto a hacer para alcanzar aquello que se quiere lograr. Desde esta visión, el éxito implica entonces compromiso y responsabilidad, fundamentalmente con uno mismo y con lo que se desea ser. Lograr ser exitoso significa esfuerzo, trabajo, saber quién eres y hacia donde quieres ir” (María Noel Lucano).

El anterior concepto hace parte de una gran variedad que existen y han existido a través de la historia; sin embargo, la Biblia ofrece una instrucción contracultural si se quiere vivir una vida exitosa: ¡Servir a los demás!

¿Cómo servir a los demás nos ayuda a ser exitosos? La Biblia nos da muchas razones para que esto sea así, aquí hay algunas de ellas:

  1. Te hará feliz. “El que desprecia a su prójimo peca, pero es feliz el que se apiada de los pobres” (Proverbios 14:21 NBLH).
  2. Honrarás al Señor. “Quienes oprimen a los pobres insultan a su Creador, pero quienes los ayudan lo honran” (Proverbios 14:31 NTV).
  3. Te hará un mejor líder. “El rey que gobierna a los pobres con lealtad, afirma su trono para siempre” (Proverbios 29:14 DHH).

Eso es lo que hacen las personas exitosas. Defienden a aquellos que no pueden defenderse a sí mismos. El Señor nos llama a hablar a favor de los que no pueden hablar y defender los derechos de los que no lo pueden hacer.