Mensaje 2022-May-12

Serie: Costumbres Éticas (MANEJAR LA CRÍTICA)

El hábito de manejar la crítica efectivamente

El hábito de Jesús de manejar la crítica efectivamente significa tomar la decisión de responder a ella con amor, verdad y humildad; algunas veces ignorándola o sin una respuesta evidente, demostrando así el amor de Dios y permitiendo que Él nos defienda.

Frecuentemente, Jesús fue blanco de críticas; sin embargo, siempre las manejó adecuadamente. Sin duda, la crítica debió afectarle, pero Él nunca permitió que esto lo debilitara o le impidiera cumplir con su labor.

  1. Jesús fue criticado por los líderes religiosos. Jesús fue criticado porque los líderes religiosos se sentían amenazados por su popularidad. También permitieron que sus celos se convirtieran en críticas injustas a la misión del Señor. Algunas veces, la gente critica lo que no puede comprender o manifiesta sus celos por medio de ella.
  2. Jesús fue criticado por su fe. La fe de Jesús en su Padre y su creencia en la Palabra de Dios acerca de que iba a morir y que resucitaría al tercer día hizo que los líderes religiosos lo criticaran y buscaran falsos testimonios para inculparlo y condenarlo (Mateo 26:59-63). De igual forma, nosotros seremos criticados en el trabajo, en el colegio o en la universidad por nuestra fe.
  3. A veces Jesús no respondió. En algunas ocasiones, Jesús respondió a las críticas guardando silencio (Mateo 27:11-12). El silencio no significaba que Jesús no sabía que las críticas merecían una respuesta. En ciertas situaciones, el silencio es la mejor respuesta a la crítica.

Cualquier persona que intenta hacer grandes cosas, cosas maravillosas, o quien hace grandes planes, establece metas majestuosas, da pasos de fe y asume los desafíos de hacer algo trascendente casi siempre será criticado. Pero, el Señor nos enseña que esas críticas se deben manejar con la sabiduría que viene de lo Alto.

Como fieles seguidores de Jesús, estamos llamados a adquirir el hábito de manejar las críticas efectivamente.