Mensaje 2021-Mar-16

Creados para servir

Cuando un inventor planea su nueva creación, piensa en suplir una necesidad a quienes van a adquirir su producto. Crea algo que tenga durabilidad, que muchos deseen adquirirlo y que cumpla con el propósito para lo que fue creado.

Conocemos por la Palabra que el Señor, antes de que naciéramos, ya había establecido Sus propósitos para cada uno de nosotros.

  1. En la mente de Dios estuvimos: Antes de ocupar un espacio en el vientre de nuestra madre, Dios ya sabía para qué éramos formados, de qué manera podíamos cumplir un rol en la creación. Efesios 2:10 nos dice: “Nosotros somos hechura suya; hemos sido creados en Cristo Jesús para realizar buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que vivamos de acuerdo con ellas”.
  2. Antes de nacer, Dios ya sabía que en el futuro íbamos a dejarlo entrar a nuestro corazón. Su Salvación nos tocó y le permitimos dirigir nuestro camino y hacer en nosotros Su voluntad. El propósito de ser salvo es para ser como Él, con un corazón de siervo y entender que la razón de vivir es para ayudar a otros.
  3. Nos presenta en el entorno (en las naciones) como Sus hijos para hablar y actuar en Su nombre y vivir dando testimonio de lo que Él es. Nuestros ojos son Sus ojos para ver las necesidades en los demás, nuestras manos son Sus manos para ayudar a otros, nuestro corazón es Su corazón para sentir el dolor de otros y acercarnos a ser ayuda en Su Nombre. Dios cuenta con nosotros para revelar Su gran propósito de mostrar Su amor al mundo. Hemos sido puestos donde estamos para cumplir Su propósito.

Dios le dijo a Jeremías, antes que te formara en el vientre, te conocí, y antes que nacieras, te santifiqué, te consagré. De igual forma, hoy también nos dice a cada uno que fuimos creados por Él para un proyecto sublime y espera que nos dispongamos para Su servicio y para cumplir con lo que previamente ya ha establecido.

Dios nos da habilidades, talentos y dones para que, con nuestro servicio, mostremos Su amor a quienes no le conocen.