Mensaje 2021-Jun-6

Amistad con Dios (2)*

Es muy importante aprender a escoger muy bien nuestras amistades, y sin lugar a dudas, la amistad más importante que toda persona debe tener y cultivar es la amistad con Dios.

Continuemos con los siguientes tres (3) beneficios que podemos recibir al volver en amistad con Dios, según Job 22:21-28:

  1. Respuestas a las oraciones (vs. 26-27): algunas personas dicen que al orar sienten como si Dios no los escuchara, lo cual puede ser cierto, ya que cuando el hombre se encuentra en enemistad con Dios, su pecado es como un muro de separación que no le permite tener comunión con Él (Isaías 59:2). Sin embargo, al volver en amistad con Dios ese muro es derribado por completo.
  2. Firmeza de carácter (v. 28): uno de los problemas más comunes que el hombre generalmente debe enfrentar, es la inestabilidad en la toma de decisiones a la cual se refiere la Biblia en Santiago 1:8. Pero cuando volvemos en amistad con Dios, recibimos una renovación total en nuestro interior que nos capacita para asumir con firmeza y determinación los desafíos que la vida nos presenta a diario.
  3. Luz en su camino (v. 28): la luz de Dios nos ayuda a ver las cosas como Él las ve. Nos revela nuestra condición espiritual real, y nos ayuda a relacionarnos correctamente con los demás (Salmo 36:9).

La amistad con Dios es muy diferente a nuestro concepto humano de amistad. Es algo más espiritual que “social”. Por eso en Job:22-23 se nos habla de esta amistad en término de volvernos al Omnipotente. No podemos perder de vista el hecho de que nos estamos refiriendo a nuestro Dios Santo y Soberano. Debemos cuidarnos de nunca caer en la irreverencia o el irrespeto al dirigirnos a Él.

Todo aquel que rechace la relación de amistad que Dios le ofrece, debe saber que es considerado un enemigo de Dios, y que un día será juzgado por ello (Santiago 4:4 y Lucas 19:27).

¡Volvámonos ahora en amistad con Dios! Es el llamado del cielo en este día.

 

* Tomado del libro “Escuchen … o dejen de escuchar” de Fredy Sierra Castro (2009), Ediciones Edifícate.