Mensaje 2020-Jun-21

Alguien debe tomar la decisión

Paradójicamente, fue la bendición y la provisión de Dios el origen de la situación que condujo a la contienda entre los pastores de Lot y los de Abram.

Rodeados de vecinos hostiles, se esperaba que los pastores de Abram y los de Lot se unieran, pero en lugar de ello, permitieron que la envidia los separara. Situaciones similares existen hoy día. Muchos cristianos discuten y pelean, mientras Satanás está conspirando alrededor de ellos.

Al enfrentar la posibilidad de un conflicto con su sobrino Lot, Abram tomó la iniciativa de resolver la disputa. Él le permitió a Lot que eligiera primero hacia dónde ir, aun cuando Abram, siendo mayor, tenía ese derecho.

El ejemplo de Abram nos muestra cómo debemos responder ante las situaciones difíciles:

  1. Tomar la iniciativa para resolver conflictos. Abram decidió resolver el conflicto y propuso una alternativa, diciendo: “Toda la región está a tu disposición. Escoge la parte de la tierra que prefieras, y nos separaremos. Si tú quieres la tierra a la izquierda, entonces yo tomaré la tierra de la derecha. Si tú prefieres la tierra de la derecha, yo me iré a la izquierda” (Génesis 13:9 NTV).
  2. Permitir a los demás que hagan la primera elección, aun cuando esto signifique no obtener lo que se quiere. Lot responde a la invitación de Abram y escoge la llanura del Jordán, la tierra al oriente: “Lot escogió para sí todo el valle del Jordán, que estaba situado al oriente. Se separó de su tío Abram y se mudó allí con sus rebaños y sus siervos” (Génesis 13:11 NTV).
  3. Recordar que el amor ayuda para que la hermandad prevalezca. Jesús supo cuán destructivos pueden ser los argumentos entre hermanos. En su oración final, antes de ser traicionado y arrestado, Jesús pidió a Dios que sus seguidores siempre fueran “uno”: “Padre, te pido que todos los que crean en mí sean uno, así como tú estás en mí y yo estoy en ti. Te pido que ellos sean uno en nosotros para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:21 PDT).

¡Dios recompensará abundantemente con paz espiritual lo que perdemos por conservar la paz con el prójimo!