Mensaje 2022-Jun-18

Serie: Hábitos administrativos (USAR EL DINERO A LA MANERA DE DIOS)

Diezmar es alabar a Dios

El diezmo era una parte importante de las leyes judías (Levítico 27:30; Deuteronomio 14:22). Este diezmo se dedicaba especialmente al sostenimiento de los levitas, cuya misión consistía en hacer todo el trabajo material del templo. Así que estaba establecido que todos debían apartar para Dios, el diezmo de todos los productos de su tierra y de su trabajo.

Con una actitud de obediencia y de adoración a Dios, se tenía que pagar diezmos sobre la cosecha (trigo, aceite, vino y frutas) y sobre el ganado; pero, los fariseos habían extendido este mandamiento hasta aplicarlo también a los frutos del campo más pequeños e incluso las hierbas aromáticas como la menta, el anís y el comino:

  1. Jesús no critica el hecho de dar diezmos en sí, sino la precisión exagerada en las cosas ínfimas, como pagar una décima parte de las hierbas aromáticas recogidas, mientras que al mismo tiempo descuidaban lo más importante de la ley: la obediencia a Dios y el amor al prójimo con justicia, misericordia y lealtad.
  2. El sentido de lo que Jesús dijo es el siguiente: Se aceptaba que los diezmos de las principales cosechas se debían dar; pero la menta, el anís y el comino eran hierbas del huerto que no se cultivaban en cantidad; cada campesino tendría unas pocas matas de cada una. El diezmarlas suponía diezmar una parte muy pequeña de la cosecha. Solo los que fueran superlativamente meticulosos diezmarían las plantas aisladas de la huerta.
  3. La actitud de los fariseos. Eran tan absolutamente meticulosos acerca del diezmo que diezmaban hasta un manojo de menta. Muchos de ellos observaban las minucias de la ley, y olvidaban las cosas verdaderamente importantes.

No hay nada que haga más falta que un sentido de proporción que nos salve de confundir las prácticas religiosas con la verdadera devoción y adoración a Dios.

Establezcamos la buena práctica de diezmar con una actitud de adoración a Dios, y veremos que la paz y la bendición de Dios nunca faltarán.