Mensaje 2021-Feb-21

La Segunda Venida del Señor (1)

El Señor ha venido preparando el escenario para los últimos acontecimientos proféticos, con los cuales se cerrará la historia de la humanidad. Israel, después de aproximadamente 2.000 años, tomó posesión, de nuevo, de la tierra de Palestina (en 1948); de igual forma, otras naciones, mencionadas en la Biblia, se están agrupando en grandes bloques o confederaciones; y hemos venido viendo el cumplimiento de las señales del fin del mundo mencionadas en el discurso profético de Jesucristo en Mateo 24.

 

La Segunda Venida de Jesucristo es la esperanza de los creyentes de que Dios está en control de todas las cosas, y que es fiel a las promesas y profecías de Su Palabra. En Su primera venida, tal como fue profetizado, Jesús vino a la tierra como un bebé nacido en un pesebre de Belén, para cumplir muchas de las profecías del Mesías durante Su nacimiento, vida, ministerio, muerte, y resurrección. Su segunda venida se caracteriza por Su retorno conforme a las profecías que aún faltan por cumplirse.

De acuerdo con la Biblia, el Regreso de Jesús tiene dos eventos bien diferenciados:

  1. En el primero, el Señor vendrá con poder y gran gloria sobre las nubes, y después de resucitar a los muertos en Cristo, arrebatará a todos los creyentes vivos que conforman Su iglesia. Este evento se conoce como el Rapto o el Arrebatamiento de la Iglesia (1 Tesalonicenses 4:16-17; 1 Corintios 15:51-54).
  2. El segundo evento, es lo que comúnmente se conoce como la Segunda Venida del Señor; y ocurrirá después de que transcurran los siete (7) años de la Gran Tribulación. Él pondrá fin a este periodo de tribulación en la batalla del Armagedón; todos los pueblos de la tierra serán testigos de este advenimiento de Jesucristo (Apocalipsis 1:7).

La Segunda Venida de Cristo nos presenta una escena deslumbrante de Su poder y majestad, y una confirmación de la culminación de Su plan de salvación para la humanidad. La grandeza de su venida dejará en la sombra los eventos más espectaculares que jamás se hayan conocido en nuestra historia. Será el momento cuando Dios reivindique a Su Hijo y lo coloque en el trono supremo de este mundo como Señor de señores y Rey de reyes. Servirá también para revelar el carácter de Dios, Su justicia y Su santidad.

Debemos anhelar el segundo retorno de Cristo; debemos estar atentos a las señales; debemos consagrarnos en oración, en la búsqueda de la presencia del Señor, en el conocimiento de la Palabra; debemos insistir en cambiar cada día nuestro estilo de vida para agradar a Dios. Sabemos que, quienes anhelamos la Segunda Venida de Cristo Jesús, tenemos la más grande esperanza: seremos llevados al reino de los cielos.