Mensaje 2021-Feb-20

El carácter de los hombres en los futuros tiempos

Los tiempos y las señales de las que nos habla la Biblia, los estamos viendo en todo el mundo, a través de los medios de comunicación y cada día a nuestro alrededor. Todos los creyentes en Dios, que hemos aceptado a Jesús como nuestro Salvador y que somos guiados por el Espíritu Santo, vemos confirmada la palabra de Dios mencionada en el versículo de este devocional.

La Palabra de Dios describe en 2 Timoteo 3:1-9 la lamentable situación en que se encuentra la humanidad: personas amadoras de sí mismas que solo desean su bienestar, sin importar a quien dañen (física y emocionalmente), con tal de lograr sus objetivos; personas que aborrecen lo bueno y que a lo malo llaman bueno y a lo verdaderamente bueno, llaman malo. Sólo se interesan en todo lo que satisface sus instintos y les genera placer; placer que les dura poco tiempo, y que los lleva a desear nuevas experiencias, porque no logran su total satisfacción.

Muchos de ellos se muestran piadosos, pero en realidad al conocerlos con sus actitudes niegan la eficacia de esa misma piedad que aparentan. No se cansan de buscar y de aprender, pero es inútil ya que nunca llegan al conocimiento de la verdad. El único deseo de tales personas es darle satisfacción a sus instintos carnales, y no pueden entender que lo que realmente trae paz y satisfacción a sus vidas es llegar al conocimiento de Jesucristo; Quien representa:

  • El CAMINO… a la verdadera felicidad;
  • La VERDAD… de saber a qué venimos y para dónde vamos;
  • La VIDA… la satisfacción en la vida plena que Dios da.

Estas personas, y su comportamiento, no deben sorprendernos, ya que la Biblia nos ha advertido sobre ellas. Lo que sí es importante, es que tengamos en cuenta cuáles deben ser nuestra posición y misión en estos últimos tiempos:

  1. Dar a conocer el amor de Dios: Cuando sabemos cuáles son nuestras misión y responsabilidad, debemos buscar todo el tiempo la llenura del Espíritu Santo y compartir el verdadero amor de Dios a través del testimonio de vida.
  2. Revelar el plan de salvación: Las personas están buscando en lugares equivocados la paz para sus vidas, y nosotros tenemos la verdadera fórmula: Jesucristo, quién realmente hará un cambio radical en sus vidas.
  3. Hablar sobre el poder del Espíritu Santo, que actúa en los que aceptan a Jesús y que trae plenitud y satisfacción total en una preciosa relación con Dios.

Debemos ser conscientes de los últimos tiempos que estamos viviendo y de la angustiosa situación de la humanidad sin Dios.