Mensaje 2021-Feb-18

Preparados para la venida del Señor

Por regla general, cuando esperamos visita preparamos la casa lo mejor posible. Hacemos una buena limpieza, organizamos, nos deshacemos de cosas que no necesitamos, compramos artículos que hacen falta, etc. Todo con el fin de causar una buena impresión a los visitantes.

El pasaje de hoy nos habla de un evento de mucha mayor relevancia y significado que una simple visita de familiares o amigos. Se refiere a la Segunda Venida de Jesucristo. El Señor viene por su Iglesia; Sus ángeles juntarán a Sus escogidos y Jesús nos llevará a vivir con Él por toda la eternidad. Y al igual que nos preparamos para las visitas que esperamos, debemos prepararnos para esa maravillosa visita divina que significará el fin de todos los sufrimientos y aflicciones, y “ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor” (Apocalipsis 21:4).

  1. Ciertamente queremos causar una buena impresión al Señor, y que a Él le agrade lo que encuentre al llegar. La diferencia en relación con otras visitas consiste en que no sabemos exactamente cuándo llegará Jesucristo. “Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre”, les dijo Jesús a sus discípulos (Mateo 24:36).
  2. Entonces les dio este sabio consejo: “Estén atentos, porque no saben a qué hora va a venir su Señor. Pero sepan esto, que si el dueño de la casa supiera a qué hora va a venir el ladrón, se quedaría despierto y no dejaría que robaran su casa. Por tanto, también ustedes estén preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que menos lo esperen” (Mateo 24:42-44 RVA).

Debemos estar despiertos, atentos y preparados como si fuera mañana el día en que Jesús va a llegar. Debemos estar espiritualmente dispuestos como si Jesús viniera inmediatamente, pero sin dejar de cumplir nuestras metas y nuestras responsabilidades.

Debemos creer que Jesús viene por segunda vez y estar preparados para ese gran encuentro.