Mensaje 2021-Feb-15

Dios está en control

Hay más de trescientas profecías en el Antiguo Testamento que han sido cumplidas a la letra, aunque fueron escritas siglos antes de su cumplimiento. Ninguno de los grandes acontecimientos, que vendrán con el devenir de los días, serán producto del azar. Todo está planificado y controlado por Dios. El apóstol Pedro nos muestra que los profetas nunca actuaron movidos por voluntad, debilidades o caprichos humanos; ellos profetizaron cuando fueron usados como instrumentos de Dios (2 Pedro 1:19-21). Por esta razón se afirma que ninguno de los eventos que vendrán como cumplimiento profético estarán fuera del control del Todopoderoso.

Existe la opinión generalizada de que el estudio sistemático de la revelación profética de las Escrituras es algo complejo; sin embargo, debemos interesarnos en este estudio para tener un mayor conocimiento de nuestra época y del tiempo hacia el futuro. El mismo Señor Jesucristo nos estimula a leer y estudiar, y ha dispuesto una gran bendición para quienes lo hagan (Apocalipsis 1:3).

Con este propósito es bueno conocer que en el Plan Profético de Dios, la humanidad se encuentra dividida en los tres grupos específicos de personas que menciona el apóstol Pablo: “No seamos piedra de tropiezo para nadie: ni para los judíos ni para los gentiles ni para la iglesia de Dios” (1 Corintios 10:32 PDT):

  1. Los judíos (o Israel) son los descendientes de Abraham, por medio de Isaac y Jacob, que se conocen hoy en día como israelíes.
  2. El término gentiles se refiere a todas las naciones del mundo que no son judíos. En la Biblia se les denomina las naciones o los paganos.
  3. La Iglesia de Dios incluye a todas las personas (judíos y gentiles) que se han convertido por la fe en Jesucristo desde el día de Pentecostés hasta el Rapto; en ella no existen nacionalidades.

Esta distinción es importante para comprender la profecía bíblica y los eventos de los últimos tiempos, y tener presente que la Biblia contiene profecías acerca de Israel, acerca de las naciones gentiles y acerca de la Iglesia. Estamos llamados por Dios a leer y conocer lo que está determinado para el futuro próximo; y más ahora, que nos encontramos cerca de los últimos tiempos.