Mensaje 2021-Ene-6

Gracias a Dios por la victoria

Satanás aparentemente fue el vencedor en el jardín de Edén y cuando Jesús muere en la cruz; sin embargo, Dios cambió este supuesto triunfo de Satanás en fracaso cuando Jesucristo resucitó de la muerte (Colosenses 2:15; Hebreos 2:14-15). Desde entonces, para el cristiano, la muerte ha dejado de ser una fuente de temor. Nuestro Señor ya la ha vencido y nosotros un día también lo haremos.

Por el pecado la muerte tiene a las personas bajo su dominio. Pero Cristo ha derrotado no sólo a la muerte; también anuló el pecado que es la causa de esta, cuando dio su vida en la cruz en propiciación por el pecado.

Aquí el pecado es presentado como un escorpión que presta su veneno a la muerte, y el poder del pecado es la ley, no en sí misma, sino por la maldición que recae sobre los que no la obedecen por completo (Gálatas 3:10); pero, para el discípulo de Jesús la muerte, sin el pecado, es una ganancia, es un tránsito de esta vida a la eternidad con Cristo.

  1. Dios nos da la victoria evidentemente a través del sacrificio de Jesús en la Cruz del Calvario. Allí «nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros» (Gálatas 3:13).
  2. Al gran amor de Dios hacia nosotros se debe el que, mediante la muerte de Cristo, el pecado pierda su aguijón y podamos ser perdonados, y la muerte no opere sobre los que ya duermen en el Señor.
  3. Dios no da continuamente la victoria, pues es una característica de Él darla ahora y cada día. Esta victoria es exclusiva del cristiano, y a él solo le compete entonar el himno de alabanza y acción de gracias por ella.

No sólo venceremos la muerte en Cristo, sino que la victoria es actual y continua. Somos redimidos del temor de la muerte por el pecado, y el espíritu de resurrección opera en nuestro servicio en este mundo. Por ello, debemos dar gracias a Dios por el maravilloso plan de salvación del hombre por Jesucristo, quien nos ha dado la victoria sobre el pecado y será efectiva, también, sobre la muerte.

¡Como hijos de Dios nos corresponde darle gracias a Él que nos da la victoria sobre el pecado y la muerte por medio de nuestro Señor Jesucristo!