Mensaje 2021-Abr-19

Acerquémonos a Dios con fe

Aquí los seguidores de Jesús somos exhortados a acercarnos a Dios con fe y a mantener firme “la confianza en Él”. Todos, como creyentes, hemos confesado nuestra fe y hemos recibido al Espíritu Santo, por tanto, debemos seguir manteniendo firme la esperanza en Él, cumpliendo con el encargo de servirle.

Una vez nacemos de nuevo en Cristo, adquirimos privilegios que nos acompañan durante toda nuestra vida:

  • Podemos acercarnos a Dios por medio de Cristo y tener un verdadero contacto con Él;
  • Logramos crecer en la fe, resolver las dudas y afianzar nuestra relación personal con Dios;
  • Conseguimos saborear nuestra amistad con los demás y propender por el servicio a otros;
  • Podemos unirnos con nuestros hermanos en la fe para honrar y adorar al Creador.

Los creyentes tenemos que considerar cómo podemos servirnos los unos a los otros, especialmente animándonos en la práctica de las buenas obras. La comunión entre los santos es de gran ayuda, y un medio de permanencia y perseverancia, manteniéndonos expectantes para la llegada de tiempos de prueba, en los cuales debemos demostrar que el que está en nosotros es más grande que el que está en el mundo.

La exhortación es entonces, a expresar continuamente la fe, la esperanza y el amor, acercándonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe. Esta actitud demuestra plena confianza y devoción en el cumplimiento de la promesa para el pueblo de Dios. Y el llamado a «mantener firmeza en la esperanza de la fe que profesamos», nos recuerda que nuestra salvación será plenamente consumada cuando estemos en la presencia gloriosa de nuestra Salvador Jesucristo, porque «fiel es el que lo ha prometido».

El Señor es quien está siempre con nosotros en todo tiempo y en toda circunstancia; por tanto, en Él debemos depositar toda nuestra confianza y seguridad.